El 2021 terminó con la publicación de una reforma laboral prometedora en cuanto a la mejora de las condiciones de los trabajadores y de su estabilidad laboral.

En Macrolim Grup celebramos esta reforma laboral, que se ha hecho efectiva en 2022, pues para nosotros es primordial ofrecer a nuestros trabajadores unas condiciones laborales dignas y lo más estables posible.

Menos tipos de contratos, más contratación indefinida

Lo más destacable de la reforma laboral de 2022 es que se simplifican los tipos de contratos y se generaliza la contratación indefinida.

En otras palabras, el contrato indefinido pasa a ser el principal y más común. Junto a él existen otros contratos, pero son considerados excepcionales: el contrato de duración determinada, el contrato fijo-discontinuo y el contrato formativo.

El contrato de duración determinada queda limitado a causas muy concretas, como la sustitución de un trabajador, el aumento imprevisible de producción o bien por circunstancias de estacionalidad muy concretas.

El contrato fijo-discontinuo es el que se aplica a las personas que hasta ahora tenían contratos temporales pero recurrentes, bajo el antiguo contrato de “obra y servicio”. La diferencia principal es que el fijo-discontinuo entra en la categoría de contrato indefinido y, por tanto, goza de los mismos derechos que éste.

En cuanto al contrato formativo, tiene una duración de entre 3 meses y 2 años, y una retribución de entre el 65% y el 85% de lo que le corresponde por convenio colectivo.

La estabilidad de los trabajadores como eje central de la reforma laboral

No es ningún secreto que nuestro país arrastra muchos años de precariedad laboral y altísimas tasas de desempleo y de temporalidad.

En su día, ofrecer contratos temporales a los trabajadores podía parecer ventajoso para reactivar la economía, por el ahorro que suponía para las empresas. Sin embargo, a largo plazo se ha demostrado que no es así, ya que una alta rotación del personal difícilmente contribuye al crecimiento sólido de las empresas -y mucho menos al crecimiento económico de la sociedad en su conjunto-.

En Macrolim Grup sabemos que el equipo humano que conforma una empresa es uno de sus pilares más importantes. Por ello sentimos que es imprescindible proteger a nuestros trabajadores, incentivarlos y proporcionarles las condiciones que les permitan desarrollar todo su potencial.

En este sentido, la reforma laboral de 2022 nos ofrece un marco normativo acorde a esta manera de entender las relaciones laborales.

Modernizando la externalización de servicios: hacia una subcontratación justa y competitiva

En lo que se refiere a las subcontrataciones, la reforma laboral asegura un uso justo y adecuado de la externalización de servicios. Las condiciones laborales de los trabajadores se basarán en el convenio colectivo del sector de la actividad contratada, a no ser que el convenio de empresa las supere.

Las ventajas de externalizar un servicio

Al externalizar un servicio como la Limpieza, la Restauración Colectiva, el Ocio Educativo o el Bricolaje y Mantenimiento; las empresas se benefician de muchas ventajas sabiendo que, a su vez, los derechos laborales de los trabajadores son plenamente respetados.

La ventaja más destacable es que, al externalizar un servicio, se garantiza un elevado nivel de profesionalidad, experiencia y eficiencia. Pero no solo eso. La empresa contratada es la encargada de asegurar la correcta situación laboral de los trabajadores, pues es responsabilidad suya y no de la empresa contratante.

En Macrolim Grup nuestro departamento legal garantiza el cumplimiento de la normativa laboral vigente. Nuestros profesionales son nuestro principal activo, y por ello nos aseguramos de ofrecerles unas condiciones laborales justas y estables.

Si vuestra empresa necesita externalizar alguno de los servicios que ofrecemos, podéis poneros en contacto con nosotros a través de este enlace y os responderemos con mucho gusto.